martes, mayo 31, 2011

recuerdos




"Siempre Despierto con una sensación nueva, como si todo comenzara de nuevo, como si mi sueño fuera el reseteo de mi vida desarrollada en un solo día...le tengo miedo a lo que no recuerdo, a lo que mi mente sin permiso desecha...a la oscuridad que ello con lleva....
que soy yo?
que soy yo...?
que soy...

la mañana se levanta dolorosa y estoy aquí enredado entre sabanas, el goteo de la llave crea un molesto ritmo y me pregunto si sera otro de esos días, que pasan demasiado lento y son demasiados rapidos de olvidar."

lunes, mayo 23, 2011

Una de aquellas



Capitulo uno:

Nacimiento

- Riquelme!!!, Riquelme!!!.

Era lo único que alcanzo escuchar, antes de que su mente quedara en blanco, tal como si un interruptor hubiera frenado toda actividad cerebral, aunque solo duro unos instantes lo suficiente para accionar la metralleta y casi como autómata disparar contra la gente, era la primera vez, la primera vez!!! Que mataba “personas”, todo lo demás había estado en su imaginación, la entrenaron para obedecer, la entrenaron para matar y era justamente aquello lo que estaba haciendo, pero nunca pensó en lo fuerte y cruel que sería, habían convertido el centro de Santiago en una guerra de trincheras, los edificios heridos por las granadas daban un aspecto de total desolación, como cabo le habían enviado a parar una revuelta civil, pero la contención había sido sobrepasada, a pesar de que los disparos penetraban la carne, la multitud se levantaba como si nada ante la vista atónita de los militares, y peor aun la “gente” se lanzaba en total estado de éxtasis sobre los soldados, mordiéndoles y arrancado a pedazos las carnes, el capitán había ordenado el retiro inmediato.
- Riquelme!!!._volvió a gritar el capitán._nos reagruparemos en la moneda!
La muchacha aseguro su casco y corrió tras el escuadrón, los disparos se escuchaban en todas partes, rebotaban como ecos entre medio de los edificios sin darse cuenta el escuadrón compuesto por 15 hombres habían agrandado sus filas por civiles perdidos en la selvática ciudad, las trasmisiones no paraban de hablar sobre los acontecimientos acaecidos, y de cómo escuadrón tras escuadrón iban desapareciendo.
La moneda se alzaba blanca y silenciosa, cuando el escuadrón huemul llego a sus instalaciones, civiles, funcionarios y carabineros estaban apostados en el interior, el capitán repartió a sus hombres por los cuatro puntos cardinales y con el resto de los carabineros les ordeno que fueran a las azoteas como vigías, a Riquelme le encomendaron la búsqueda de alimentos, a pesar de haber estado a la par con sus compañeros, para algunos mandatos seguía siendo discriminada como mujer, por suerte el buffet del presidente, siempre tenía comida lo que ayudo alimentar a la creciente población, la noche llego de golpe, el capitán ordeno mantener las luces encendidas, a cada hora la multitud enfurecida llenaba cada lugar aledaña a la moneda y sus quejidos se elevaban como un sombría canción, el capitán les informo que dentro de media hora más vendrían los helicópteros de rescate y que el gobierno había dado por perdida la ciudad de Santiago bloqueando todas las entradas, se recomendaba aislar a las víctimas de alguna mordedura, ya que le “enfermedad” se trasmitía, por saliva.

domingo, mayo 22, 2011

DIAS


odio a la gente, si ...en verdad la odio, aunque odiar es demasiado fuerte, mejor la detesto, las detesto en las mañanas, cuando están atochadas en los paraderos esperando una transantiago, las detesto por que están silenciosas, molestas, con el rostro largo y la mirada sombría y también cuando hablan y hablan y continúan hablando, no de ellas, ni de temas importantes, sus conversaciones vanales son pelambres, "la hija de la marta hizo esto...", "viste lo que el famosillo este hizo en la...se acostó con...", y lo peor es cuando llega el transantiago, y las puertas se abren, comienza el verdadera carnicería, nadie se preocupa de nadie, cada uno lucha por subir y agarrar un puesto, lo importante es conseguir un asiento vacio a toda costa, y la viejas te empujan, los escolares te golpean con sus mochilas, que te pisan el pie, que te agarran el culo, y mas encima no faltan los flaites que sus pintas( según ellos lo mas genial), con sus celulares a todo volumen escuchando el tan odiado REGGETON, COMO SI TODO EL MUNDO quisiera escuchar ese bodrio, me fastidian sobre todo cuando sus rostros se han los indiferentes o como decimos los chilenos los heones, sobre todo cuando una embarazada, un anciana o una chica con bebe se suben y "nadie" se mueve para ceder el asiento, y aun si las viejas tiene el descaro de criticar la sociedad, y el chófer!!!... el chófer no se salva, esos frenasos que se pega, los baches que se salta, como si fuéramos un burdo ganado y mi calvario no termina allí, continua en el metro, toda esas estúpidas personas, agazapadas frente a las puertas del metro esperando atentas, a que se abran las puerta como si de una competencia se tratase y puedan coger un asiento, que manera de querer sentarse!!!, ni que toda su vida dependiera de ello, ni que se levantaran con el peso, estoy cansada de tanta mierda, egoísmo, hipocresía, locura, de que los sueldos siempre sean los mismos, mientras todo lo demás sigue subiendo, encuentro a la gente estúpida, zombis que solo SOBREVIVEN y deshumanizados. que solo cuando ocurre una tragedia vuelven a sentir con sus corazones oxidados.

sábado, mayo 07, 2011

Otras vidas

tengo un sueño donde, la ciudad no es mas que un frondoso valle, de naturaleza exuberante, donde las calles de asfalto son reemplazadas, por la tierra virgen de tiempos antiguos y mi sueño se transforma en recuerdos, y mis recuerdos huelen a nostalgia...nostalgia de saber que alguna vez estuvimos juntos y hoy...no te encuentro.

viernes, mayo 06, 2011

momento


Al final de la noche lo único que se escucho fue la puerta cerrándose de golpe.