Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando las entradas de agosto, 2007

Exodo 2

"...A veces siento la oscuridad dentro de mí, latente, como una fuerza que desea apoderarse de mí, y aunque batallo encontra, me encanta mi oscuridad, me hace más fuerte..."
El sonido de la lluvia al chocar contra la armadura de Beleth, producía un triste compaz...la neblina comenzaba asomarse y lo único que podía escuchar era su propia respiración, lenta y profunda, el dolor habia desaparecido, el cansancio también, mas aun se sentía ligera, de alguna forma sabia que hiba a morir, aquellas flechas la habían desangrado, dejo su espada en el suelo y se dispuso a caminar, buscando....
Nicolás estaba parado encima de una gran roca, que le permitía ver todo el campo a sus pies, su rostro demacrado por la angustia escondía sus tiernos años, tenia miedo, después de haber matado y saboreado la sangre de sus enemigos, el peor miedo posible era de que Beleth muriera, se culpaba de haberse distraído matando a destajo, se alejo de su compañera y ahora que en el campo solo yacían cadáver…

Umbral

Umbral



El dialogo se desarrolla después de la gran
Batalla, Gabrielle apenas ha sobrevivido.




E scucho!O espíritus lastimerosSus gritos reconocíAy! Ay! Ósculo el azote Malditos sois los reyes, maldita codiciaQue corrompe sus entrañasY obligáis a los pobres a lucharHeme aquí agonizante…Escuchadme dioses!Escuchad los amargos lamentosNo pretendo hora suprema, solo anhelo expiación Que ningún lecho cobije al que tras hecatombeDuerma sin aprensión.Ay! Ay! Aquellos que sus espíritus no pueden descansar…Aun escuchos sus lúgubres voces…

Exodo

Hoy quise escribir como un diario de vida, tal vez por la influencia de mis compañeros al leer sus blogs....pero no puedo...tengo la necesidad de escribir una historia y quien sea capaz de entre ver mi vida atravez de mis cuentos ha comprendido mi mensaje....


Mi soledad es mi voz sin rumbo que clama inconsciente desde el silencio de mi conciencia
Despertó cansada; el sol comenzaba a colarse por sus cortinas, aun así no se levantaba, detestaba el amanecer…continuo durmiendo hasta que ya no hubo luz…recién entonces tuvo las fuerzas suficientes para levantarse, fue directo a su cocina tenia tanta hambre, pero al abrir la nevera lo que vio le causo nausea: la leche, las verduras…todo le era asqueroso, decidió vestirse e ir a un supermercado nocturno, sin embargo a penas abrió la puerta de su departamento un hombre de aspecto cadavérico, con el cabello largo y desaliñado, le esperaba, asustada le cerro la puerta en cara, pero al voltearse él estaba sentado en el sillón:-me sorprende que no m…