martes, agosto 07, 2007

Umbral

Umbral



El dialogo se desarrolla después de la gran
Batalla, Gabrielle apenas ha sobrevivido.






E

scucho!

O espíritus lastimeros

Sus gritos reconocí

Ay! Ay! Ósculo el azote

Malditos sois los reyes, maldita codicia

Que corrompe sus entrañas

Y obligáis a los pobres a luchar

Heme aquí agonizante…

Escuchadme dioses!

Escuchad los amargos lamentos

No pretendo hora suprema, solo anhelo expiación

Que ningún lecho cobije al que tras hecatombe

Duerma sin aprensión.

Ay! Ay! Aquellos que sus espíritus no pueden descansar…

Aun escuchos sus lúgubres voces…