jueves, abril 18, 2013

esto no es nada



Esto no es un manifiesto/No es un mensaje, no es nada/Esto es un grito/Es un llanto disfrazado de Palabras /Similar a la locura/ es un caos contenido/ es el anticristo quien habla 

Conjuros

Que se enreden nuestros cuerpos, 
lengua a lengua
Y haz de mí la diosa
Que amasará tu ansia
Quítame el alma, 
empezando por el vientre
Lame guerrero la curvatura de mis pechos
Exhala el canto de mi muslo conquistado
Y desborda tu grito en mi cuerpo usurpado

Fallen part2

segunda parte


Apenas había llegado a su habitación Alex se desplomo, ahora estaba en la merced de aquella criatura, una vaga sensación de estar siendo vigilado lo incomodo, pero solo se dedico a tomar una ducha fría, pensando en que aquello podía relajarlo, pero la furia lo lleno por completo:
- que descuidado he sido!_dijo mientras golpeaba la pared del baño.
La gran humillación recibida por aquella criatura que lo había dominado desde el principio, provocaba que alex sintiera un gran odio y las ganas de vengarse, de matarlo, hasta torturarlo, pero de todas formas no podía actuar encontra de él, pues un nefilim descubierto ha sido el mayor logro de la orden, alex estaba obligado a informar sobre su encuentro, claro que eliminando algunas escenas de su relato (Alex: T_T) , sin embargo espero hasta el amanecer del segundo dia y  viajo hacia Londres donde el viejo Sergei, le esperaba.
Era 1888 y las locomotoras aun no se expandía por el territorio, así que el viaje en barco o en carruaje seguía vigente, Alexander había llegado hacia una semanas después de su partida del poblado y tenia todo el cuerpo molido, aun si el viejo Sergei no le dejo descansar, estaba ansioso por escuchar las cosas que había descubierto Alexander así que lo llevo a las inmediaciones de la orden: un pequeño palacio escondido entre las nuevos edificios que se comenzaban alzar para modernizar Londres, con miles de habitaciones interconectadas, por pasillos profundos, todo el palacio parecía un laberinto.
Y solo una habitación daba con la gente más importante, donde el director de la orden les esperaba, Alexander no podía entender por que la urgencia de revelar sus descubrimientos.
La habitación del director estaba repleta de libros, viejos y de distintos tamaños un gran escritorio adornaba el salón y sentado frente se encontraba un viejo canoso con abundantes cejas con las manos entrelazadas un aire de desconcierto lo inundaba, apenas hubieron entrado el hombre hablo:
-           bienvenido Alexander, lamento que te hiciéramos venir, pero una de nuestras psíquicas ha descubierto tu encuentro con una extraña criatura, conocida como Nefilim.
-           ¿me estaban investigando?
-           No, claro que no._se apresuro a decir Sergei.
-           Nosotros confiamos en nuestros miembros, la psíquica solo percibió tu encuentro pues la criatura despide una energía anormal.
-           Es…es una criatura increíble, se me mostró como un niño y después se me revelo como un hombre de unos 25 años
-           Entonces te estaba esperando, no es una coincidencia._ dijo el director.
-           Claro que no, la criatura deseaba que yo…, en realidad sus motivos son desconocidos._ dijo Alex sonrojado. (Alex: º////º)
-           ¿pero que clase de criatura es?._pregunto Sergei.
-           Es un Ángel…_ contesto Alexander
-           podrá ser un Caído, un Nefelim._interrumpió el director.
El anciano hombre se levanto de su escritorio y fue hacia su gran archivador que estaba detrás de él, de allí saco una gran carpeta con miles de manuscritos y un pequeño libro de hojas plateadas y tapas negras, el viejo volvió a su escritorio y espacio el contenido en la mesa, miro seriamente a Alexander y con voz seca le contó:
-           no eres el primero y creo que no serás el último, en 1484 nuestro recordado Jhon Stuart el único norteamericano que ha estado en la orden tuvo contacto con un ángel caído de nombre Beleth, en Inglaterra.
-           ¿y aun vive allí?._pregunto ansioso Alexander.
-           Lamentablemente Jhon informa que Beleth había sido quemada en la hoguera por bruja._dijo el director.
-           OH! Ya veo…_comento el viejo Sergei.
-           Ahora bien te pasare estos informes y te daré permiso pleno para tus investigaciones, no porque Azael lo haya pedido…toda información que encuentres debes enviarla inmediatamente a la orden y si vuelves a tener contacto otra vez con cualquiera de aquellas criaturas, ofréceles la oportunidad de que trabajen para nosotros._dijo el director.
Alexander tomo los informes y se marcho a su hogar, sin embargo algo sospechoso rondaba a su alrededor, es verdad que estas criaturas eran algo fascinante, pero no era mejor temerles?, más que mal fueron echados del paraíso por sus pecados, Alexander no podía sacarse de la cabeza que todo estaba extrañadamente planeado.
Su “pequeña” casa, se avecindaba en los barrios más ricos de la ciudad, debido a su trabajo en la orden y el dinero que Sergei le administraba, leyó los informes durante toda la noche, hasta el sueño lo venció, de pronto las ventanas de su habitación se abrieron de par en par y un aroma a flores inundo la habitación, en sus sueños sentía unas manos que lo acariciaban al principio sentía gran placer, pero cuando se dio cuenta que no era un sueño, se levanto lo mas rápido que pudo y cogio la katana que estaba encima de su cómoda:
-          ¿Quién eres?._pregunto enojado.
-          Tu ya lo sabes._dijo una voz melodiosa.
-          ¿Azael?._dijo temblando. (Alex: ºwº)
-          Pues el mismo. (Azael: +o+)
Una ráfaga de viento lo envolvió y por momentos todo se volvió borroso, primero las alas y después el cuerpo, cuando ya Azael apareció por completo Alexander tenia su katana sobre el cuello del ángel:
-          ¡Cómo te atreves!._grito Alex (Alex: ¬.¬)
-          esta vez dejare que tu seas el semme._Azael le miraba entretenido. (Azael: n.n)
-          déjate de tonterías!, te matare!!._grito encolerizado Alex. (Alex: ~o~)
-          No puedes, la orden desea saber de mi, después de todo estamos unidos._dijo suspirando.
Azael empezó a caminar por la habitación, mientras Alex le seguía con la mirada, hasta que el ángel se detuvo, miro a Alex pensativamente y a la velocidad de la luz se abalanzo sobre él.
-          pero que mierd…_alcanzo a decir Alex. (Alex: >.<)
-          Vamos!!, sabes que te gusta._dijo Azael.
-          Estas loco?, a mi no me gustan los hombres.
-          ¿Quién te dijo que yo era un hombre?.
-          que dices?. (Alex: O.O)
Azael se sentó a un lado de Alex y rascándose la cabeza algo confundido le hablo:
-          ya sabes que soy un ángel, pero los Ángeles no tenemos sexo, al menos en el cielo.
-          ¿entonces no eres ni hombre o mujer?. (Alex:o.O)
-          Hay, esto es complicados aunque te lo explique no lo entenderias.
-          ¿Por que eres un caído?
-          Por descubrir el placer y otros conocimientos prohibidos, por eso, cuando llegue a la tierra al primer humano que vi fue un hombre y adopte esa forma.
-          Ahora que ya lo sabes, continuemos. (Azael: ^.^)
-          Pero que te has creído?. (Alex: ô////ô)
Alex corrió hacia su cama y debajo de su almohada saco un larga dagas y rápidamente le apunto en el cuello.
-          vete o te matare._dijo tajante Azael.
-          No me mataras tu orden me necesita.
Pero Alex no dejaba de apuntar su arma, fue entonces que Azael lo golpeo en el rostro, al mismo tiempo que amarraba sus manos a la marquesa (de la cama):
-          vas a violarme otra vez. (Alex: >o<)
-          Que?, acaso no te gusto la primera vez?.
-          A nadie le gusta cuando es contra de su voluntad.
-          Entonces haré que me digas que te lo haga._la mirada de Azael  estaba “llena” de deseos y su sonrisa de niño travieso alerto a Alex. (Alex: o////o)

Capitulo 3: tan lejos tan cerca.

Los ases de la luz se colaban por una ventana semi abierta, el sol aun no despuntaba, pero el cielo estaba más iluminado que antes, en el interior de aquella vieja casa de una de las esquinas de las mas exquisitas familias nobles, la oscuridad era total, la gran sala de estar parecía un mundo lúgubre lleno de sombras y figuras mounstrosas, sacadas de cuentos de terror, la escalera principal se abría como una gran boca, hacia habitaciones misteriosas, en una de ellas donde los ases de luz daban una extraña ambientación se escuchaba un murmullo:
-          ha…ha…ha…ha…
-          dilo! Di que me deseas, di que deseas que te viole._decía Azael, mientras sus finos dedos degustaban del orificio de Alex.
-          Nunca…_las manos yacían atadas, mientras sus piernas reposaban en los hombros de Azael.

El dolor que sentía Alexander estaba lleno de excitación, jamás había experimentado tal sensación y Azael lo disfrutaba, primero un dedo y luego dos, causando un constante agonía de placer en Alex, que a pesar de resistirse su cuerpo lo trataba de traicionar su voluntad.
-          ves? Ya te estas mojando?._ decía gustoso Azael.
-          Cállate!!, ¿Por qué sigues haciendo esto?._decía con dificultad Alex. (Alex: o////o)
-          Es que no lo entiendes te deseo.
-          Mentira lo único que haces es provocarme dolor _ dijo Alex.
-          La verdad es que disfruto cuando te resiste. (Azael: ^.^)
-          Detente voy a correrme.
-          Jajajaja, iluso no te dejare, hasta que me lo pidas.
La mano izquierda de Azael a sujetó con fuerza el miembro de Alex, para impedir que se corriera, La cabeza de Alex empezaba a darle vuelta, el delicioso sentimiento que le causaba ese dolor, ¿Cómo describirlo?, lo estaba volviendo loco.
-          suplicamelo….o no te dejare correrte._dijo Azael con satisfacción.
-          Yo…ya no aguanto mas…viólame Azael y termina con mi tortura._dijo resignado Alex.
-          Muy bien…pero no seré dulce. (Alex: ~o~)
Azael retiro sus dedos y le separo las piernas aun mas, se inclino sobre el y con gran fuerza lo embistió dejando entrar todo su miembro dentro de alex,  el ángel sin piedad embestía con fuerza una y otra vez dentro de el, y alex entre dolor y jadeo temblaba de placer

Fallen




Angels fall (mi primer fic yaoi)

Fandom: si lo pienso...tiene algo de constantine, de los libros de Anne Rice y helssing.
Pareja: aps eso lo descubren ustedes.
Calificación: NC-17.
Género: épico, fantástico...romántico? eso tendría que verlo xD
Advertencias: mmm...violación, dominación, mmm podría decir que incesto también....ect
Reseña: Alexander Graus es considerado el miembro mas joven de la orden, que se dedica a buscar y "cazar" a las distintas criaturas que causan daño a la humanidad, su personalidad fuerte jamás se ha dejado dominar...hasta ahora ya que en uno de sus viajes, conocerá a un ser que cambiara su mundo....mejor léanlo.

Terminado: no


Advertencia:
pues no puedo evitar participar en mis historias así que me verán...ups!! leerán.


Capitulo 0

- deberíamos procrear.-dijo el ghoul mientras levantaba la lanza de longinus ()
- que?!!!!._contesto Alex (◎_◎;).
- en serio nuestros hijos serian poderosos, una excelente camada.-dijo el ghoul orgulloso
- malditos demonios!!! Me ven como una mujer!!! ( o(>< )o ( ><)o )

Capitulo 1: El Nefelim
Alexander Graus siendo apenas un mozuelo había sido alejado del núcleo familiar por su extraño comportamiento: desde niño le gustaba sentarse por horas frente a la pared de su habitación mirando hacia la "nada" o pasar  todo el día mirando el cielo, debido a su naturaleza distraída, de las escuelas que impartían los monjes jesuitas fue expulsado varias veces, por no prestar atención y por que también se escapaba de clase, sus padres que tenían otros cinco hijos de que ocuparse, resolvieron llevarlo a vivir con el pariente mas lejano posible, el excéntrico Sergei, un millonario anciano que gustaba de vivir en el centro de la ciudad de Londres, sin embargo a pesar de que todos esperaban del que el viejo Sergei le enseñara disciplina, lo único que hacia era alentarlo con sus excentricidades y era por que Alexander podía ver el mundo de otra manera, el mundo de los espíritus, mundo que solo Sergei lo comprendía, fue el mismo viejo que lo acerco a la orden de los caballeros del león, quienes orientaron a Alexander a enfocar sus dones.
Con el tiempo el extraño Alexander se convirtió en un experto investigador de brujas, y criaturas paranormales, por lo que en uno de sus viajes, se encontró con una leyenda sobre la aparición de un pequeño niño en un cementerio católico, emocionado, fue al antiguo cementerio del pueblo, allí todo parecía abandonado y aplastado por la soledad, saco su libreta para anotaciones y espero todo la tarde, hasta el anochecer, las almas de los muertos aun rondaban pero ninguno se atrevía a parecer ante Alexander, tal vez por que estaban tan perdidos que no atendían a la realidad, de pronto sintió un ligero céfiro a su alrededor y una sombra que pasaba sobre él, inmediatamente se incorporo, pero por la oscuridad del recinto no pudo distinguir nada, entonces una brillante luz lo dejo ciego por un momento y cuando abrió sus ojos vio a un niño pequeño sentado en una tumba, Alexander extendió sus manos y percibió que el niño no era humano, tratando de controlar sus miedos, y le pregunto:
- ¿Quién eres?.
El niño sonrió y con una voz muy melodiosa contesto:
- te he estado esperando Alexander.
Sin embargo debido a su experiencia en el campo, cualquier criatura que supiera de él, era de temer, por ello Alexander retrocedió hasta que choco con otra tumba, fue entonces que el niño riendo le dijo:
- no temas, no te haré daño…¿puedes sentirlo?.
-¿Cómo es que sabes mi nombre?. (
°Д°)
-Te he estado esperando.
-¿Quién eres?.
El niño se levanto de la tumba, inmediatamente grandes alas blancas aparecieron en su espalda envolviéndolo completamente, (kaede: see, como las alas del ángel Gabriel en Constantine ^.^) unos segundos después las alas se desplegaron ante Alexander, ahora el niño había cambiado su forma a un joven de cabello corto, negro y la piel dorada, su cuerpo estaba cubierto por vendas a modo de remera, llevaba unos pantalones ceñido al cuerpo, el joven se acerco a Alexander, pero este retrocedió aun más:
- ¿que eres, un niño o un hombre?._pregunto, mientras se ponía a la defensiva.
- uf!! Ninguno de los dos, pero me pareció mejor que me vieras como un niño.
- en ese caso daba lo mismo criatura!._contesto irritado. (
¬_¬)
Pero el ángel solo le miro lujuriosamente.
- mi nombre es Azael.
- y por que me esperabas?. (─▽─)
- se que tu organización esta en busca de la lanza de longinus y yo tengo información importante sobre ella.
Azael sonreía complacientemente, de su mano derecha hizo aparecer una  pequeña flor de color rojo sangre, que "inocentemente" ( kaede: xD o siii como todos) se la ofreció a Alex, sin embargo estaba dudoso de aceptar aquel obsequio, su orgullo de "cazador" de la orden le impedía recibir obsequios tan cursi, pero Azael le miraba de una forma demasiado inocente, (kaede: *.*) y además lo primero era establecer contacto con la criatura y el ángel no parecía ser peligroso, si no todo lo contrario, después de pensarlo ( Azael:~.~) que tipo más lento) decidió aceptarlo y apenas hubo estirado su mano cuando el ángel se abalanzó sobre él, envolviéndolo con sus alas, con tal fuerza que no podía moverse, los brazos del ángel rodearon su cadera (Azael:^o^ ossi !!), por mas que lucho contra el abrazo del ángel, no pudo, la lengua de ásale que lamió su cuello y saboreo sus labios, con poco esfuerzo introdujo su lengua dentro de los labios de alex,  impresionado y a merced del angel, miles de pensamientos se le cruzaron por la mente, todo le era irreal: un mal sueño, del cual no podía despertar, Alex sintió el cuerpo calido del ángel que lo rodeaba, entonces Azael saco su lengua y con mirada libidinosa sonrió:
- ¿te ha gustado?._pregunto el ángel.
- estupida criatura pervertida!!, ¿Pero que tonterías has dicho?, esto no es normal.
- olvida de tu prejuicios,  te he estado esperando por tantos siglos.
- ¿siglos, estas loco?. (
╯_╰)
- Dicen que en ocasiones una simple mirada revela todo lo que podíamos decir verbalmente y tu mirada me dice que te ha gustado.
Entonces Alex logro liberar su mano derecha y sin que el ángel lo notase saco una daga escondida en su muñeca, con la cual ataco a Azael hiriéndole el pecho, con suma rapidez los brazos del ángel soltaron a Alex, que saco inmediatamente otra daga escondida (kaede: y habrá muchas más) que le dio en un ala, el ángel se retorcía de dolor, mientras que Alexander le apuntaba con una katana el cuello. (kaede: OMG, de donde la habrá sacado?):
- sucia criatura..¿Crees que puedes conmigo?.
Azael le miraba con una expresión de dolor, mientras que Alex lo miraba con soberbia y orgullo, sin embargo Azael comenzó a reír:
- ¿de que te ríes?._pregunto indignado.
- de tu orgullo patético._ Azael se levanto del suelo, partiendo en dos la katana de Alex, las dagas yacían en el suelo y su cuerpo no tenia ninguna marca:
- tu bastardo!!._grito Alex mientras se abalanzaba sobre él.
Pero el ángel le basto un golpe en el estomago para dejar paralizado a Alex, quien cayo al suelo rápidamente y fue que Azael con gran agilidad ato los brazos de alex con un cuerda sobre la tumba y empezó a desnudarlo:
- ¿que estas haciendo?!.

- voy a demostrarte que tu orgullo, me vale coño. (
・∀・)
Fue entonces que el ángel se acerco a Alex, pasando su lengua por el cuello, por el pecho mordisqueando las tetillas, a pesar de su resistencia, no podía evitar sentir excitación, para Azael esto le parecía más apasionante:
- ya vas haber que en un segundo estarás gimiendo de placer.
- jamás!!:- dijo categóricamente, que veía que su voluntad se estaba quebrando poco a poco.
El ángel divertido, separo las piernas de Alex, mientras su lengua hacia todo el recorrido desde su pecho hasta su miembro, que lentamente comenzó a lamer, Alex sentía una agradable sensación y su cuerpo comenzaba a estremecerse, pero aun le quedaba fuerzas para resistir:
- ¿por que te resistes?, ¿ es que no lo estoy haciendo bien?. (Azael: ?_?)
el ángel, introdujo todo el miembro dentro de su boca y comenzó a succionarlo con más fuerza cada vez, haciendo que todo el cuerpo de Alexander temblara de placer, esta sensación tan ardiente, tan desesperante hizo que llegara a su limite con un gran gemido de placer,  Alex se rindió:
- Me corro!!!._
Entonces el ángel se detuvo y tomo con ambas manos el miembro erecto de Alexander, los labios de Azael se acercaron a los odios de Alex:
- ¿ves que no sirve de nada tu orgullo?, se mío. (Azael: *O*)
para entonces Alex no articulaba palabra alguna, tenia la mirada perdida entre los débiles rayos de sol que comenzaban a espantar la oscuridad, El ángel aun jugaba con el miembro de Alexander que ya dejaba de estar erecto, fue entonces que lo desato y espero a que se vistiera:
- ¿vas hacer mío o tendré que obligarte?._dijo Azael con voz de niño travieso.
- ¿como es posible que tu siendo un ángel hagas estas horribles cosas?._la voz de Alex sonaba triste y adolorida.
- soy un ángel...es verdad...pero hace mucho tiempo que fui condenado a bajar por la tierra, soy Nefelim, un caído.
- ¿y por que a mi?.
- te lo diré la próxima vez que te vea._dijo el ángel mientras su cuerpo se desvanecía.
Una vez solo Alexander no pudo evitar llorar, El ángel lo había dominado tan fácilmente y lo peor de todo que no pudo evitar sentir placer....recogió sus cosas y marcho hacia la estancia que la orden misma se encargo de alquilarle, mientras tanto en dentro de un mausoleo, Azael estaba discutiendo con otra criatura:
- imbecil!! ¿Tenias que violarlo?._dijo un voz muy profunda.
- no lo viole...además, así será mucho más fácil que me obedezca._ dijo Azael.
- ha!! No puedes evitar jugar, para ti todo es un juego._dijo la voz un poco mas calmada.
- Hermano Nebirus, no te preocupes, déjalo en mis manos._dijo Azael.
- mas te vale.