miércoles, abril 08, 2009

Los nefilim!!



Los Nephilim (Part. 1)

Los Nephilim (Part. 2)

Los Nephilim (Part. 3)


Despertó….bajo un cielo de nubes exquisitas, atraído por la suave melodía que emitía el viento al pasar entre los huecos de una gran roca que coronaba el valle, acostado boca arriba miraba el pasar de las nubes, sus recuerdos no paraban de fluir, como si debería recordar algo antes de su esperado encuentro, aun así no puede acordarse cuando empezó a horrorizarse por sus pecados, que lo ahogaban, que lo consumían…tantas veces intento morir, pero ni eso le estaba permitido, muchas veces visito la tumba de ella, pero temía verla directamente, sobre todo por que al final no pudo ayudarla, fue así que termino rendido ante la locura y sin preverlo, tal vez por una mala jugada del destino fue justamente Adirael quien le trajo la esperanza de volverla a ver, o a lo mejor es su egoísmo de justificar su propia existencia…pero si ella despierta…también la acosaran sus pecados…

Unas alas negras taparon el sol era Luvart interrumpiendo los pensamientos de Baltazar, bajo ligeramente al lado de él sin pronunciar palabra saco un espada y la empuño hacia el cuello de Baltasar:

- si vas a atacarme hazlo ya._dijo Baltazar tranquilo.

- Aun así no morirías, pero…ella si._dijo Luvart

Baltasar se levanto rápidamente, agarrando con sus manos el cuello de Luvart, el Ángel se reía ante la fiereza de Baltasar, pero el daño que le provocaba era mínimo, hasta él se dio cuenta y lo soltó, ambos Ángeles se quedaron de pie esperando alguna acción del otro sin embargo Luvart fue a sentarse, en el verde pasto:

- si hubieras actuado así antes, ella no se hubiera sacrificado._dijo luvart.

- ¿y crees que no me duele saberlo?._contesto Baltazar.

- ¡Aun así ella sabe donde esta el libro y lo obtendremos!, tal vez esta sea la ultima vez, que conversemos._contesto Luvart.



Los recuerdos de Beleth



“¿Qué es el tiempo? Es el resultado de la lucha entre el bien y el mal, los dos grandes principios que lo mueven todo...”


La Música, es una extraña magia inventada por los humanos, con solo escuchar una dulce melodía, el corazón mas duro se suaviza, pero…

Así que arriesgándose contra la ira de Samyaza y en su viaje descubrió unos sacerdotes que alababan a Dios, era increíble, que a pesar de tanta violencia y crueldad hubiera espacio para el amor, los hombres al verla creyeron que era un ángel, pero ella les contesto que hace mucho tiempo dejo de serlo, sin embargo aquellos sacerdotes humanos y frágiles, tenia el poder suficiente para destruir a “Los vigilantes”, un exorcismo le llamaban ellos, Beleth volvió con los suyos y convenció a Leviatán, Mephistopheles y Zagiel que se unieran a su cometido.

Reunidos en un circulo todos con espada en manos escuchaban atentamente las oraciones de los sacerdotes uno de ellos, el líder tenia un en sus manos un libro negro con letras de plata en su portada El necronomicon, (como muchos sabrán el necro n es el libro de los pórticos de lovercraft eso es una mera fantasía creada por un árabe, el verdadero es un libro llenos de rituales tan antiguos como la humanidad, en esos rituales hay exorcismo y el poder de abrir el abismo donde lucifer descansa).

El sol despuntaba calido y grande, el sacerdote líder continuaba leyendo en voz baja como un mormullo, otro de los sacerdotes indico a los Ángeles que se prepararan para el sacrificio: las espadas que sostenían estaban bendecidas y debían atravesar los cuerpos de los Ángeles.

Leviatán había sido el primero en nacer y desde que escucho la melodía se había cansado de vivir, amaba a sus hermanos, pero quería conocer el cielo, aquel lugar donde su padre huyo, apenas escucho la exclamación: “Mortis Angelus” (muerte a los Ángeles)

Atravesó su pecho con la espada, Beleth también lo hizo, la sangre de sus cuerpos comenzó a fluir rápidamente llenando el circulo, como eran espada bendecidas sus cuerpos comenzaban a debilitarse y sentían sobre sus hombros el peso de la muerte, Samyaza lo presintió como una estaca en su corazón, voló con todas sus fuerzas obligando a sus hijos a seguirlo, pero era tarde el circulo de sangre ya se había formado y el sacerdote decía las ultimas palabras y los cuatro Ángeles abrieron sus bocas y de ellas salio un rayo de luz que envolvieron a los demás Ángeles…, la gran luz inundo todo el valle hasta que los cuerpos se desintegraron.

Había despertado en medio de un campo nevado, todo estaba bañado de blanco, casi irreal a excepción donde ella se hallaba: la sangre derramada había teñido la nieve dando una forma similar a una rosa, acostada boca arriba, miraba el cielo claro, los recuerdos se hacían confusos y más aun el sentir aquella fría espada atravesada en su vientre, con mucho cuidado la saco, un fuerte espasmo la hizo retorcerse hasta quedar en posición fetal, así permaneció por largo tiempo, hasta que su cuerpo empezó a sentir los embistes del frío invierno, con gran dificultad se levanto, sus las estaban rasgadas y mojadas por la sangre, a penas podía caminar, la herida le producía grandes padecimientos y su cuerpo no respondía del todo bien: pues había perdido mucha sangre, los espasmos eran más fuertes a cada segundo, poco a poco su visión se nublaba, ¿esto es la muerte?, se pregunto, fue entonces que tropezó con algo oscuro en el suelo y lo recogió, era el libro con que el sacerdote había hecho el ritual…cansada lo estrecho contra su cuerpo y continuo caminando.

No hay comentarios.: