domingo, junio 28, 2015

el sol es la sombra del dios y yo su verdugo

Reducir mi nombre a un monosílabo no fue por temor a que me reconocieran o alguna especie de ego bien formando, es simplemente por que el monstruo en mi no merecía ser nombrado...


Se retrae y contorsiona
perdiendo el origen de su propia voz
verbando el principio de tu lengua
lamiendo la oscuridad de tus palabras
¿donde se enterrara la cruz ?







No hay comentarios.: