martes, febrero 10, 2015

Nada



Que se confiesen las noches Fatuas
El dolor es un sabor peregrino en el cuerpo
Aunque La carne tiene ese andar insolente
De una sed lejana y presente

 Quienes se negaron a mirar
Y confundieron la sombra virtual del noticiario
Espanto sin sosiego
   Entelequia
Todo se amontona en el vacío
Y discordante  se consume  el mundo
                                                         pero
                                                        Mañana no habrá pleitesía
Y en su camino caeremos en la inexperiencia
De crear otro lenguaje

Los sueños serán contextos

De una Nada que no es de nosotros 

No hay comentarios.: