martes, julio 02, 2013

Sobre la noche 4

las noches fueron inquietas a pesar de no percibir mestizos alrededor, había una sombra creciente que asechaba sus corazones,  a la mañana siguiente, el olor a sangre fresca los despertó, sobre todo a beleth, que llevaba tanto tiempo sin comer, saito no estaba en su puesto de vigilancia y con suma cautela los cazadores comenzaron a buscarlo, de pronto beleth sintió que el olor a sangre era mucho más fuerte en dirección al norte, allí encontraron a saito con su katana desenfundada, miraba sereno una pequeña cabaña destruida, beleth no pudo evitar acercarse a la cabaña y descubrir a un hombre con la cabeza cortada, su cuerpo temblaba y se estremecía al imaginar el sabor de la sangre, odiaba y amaba este sentimiento animal, aunque su humanidad luchaba, el hambre y la tristeza la habían puesto débil, se acerco al hombre decapitado y saboreo con la vista que su sangre aun estaba tibia, entonces procedió a beber la sangre que emanaba de su cuello,  después de una hora con su rostro bañando en sangre y los ojos más oscuros que la misma noche, salió de la cabaña con una extraña sonrisa maligna, baltazar sintió escalofríos y saito por primera vez su rostro pareció sufrir un cambio repentino a preocupación.
Soro estaba en posición de ataque, el presentía que la muchacha que estaba frente de él ya no era la humana que conoció, a pesar de aquello no se atrevía  a atacar.
-deberíamos matarla,-dijo claude.
Pero saito se adelanto y de su bolsillo saco un pañuelo que le entrego a beleth.
beleth hundió su rostro en el hielo, para luego secarse con el pañuelo, al instante su rostro volvió al de antes y con un poco de vergüenza agradeció la atención.
- vaya, vaya ¡quien habrá atacado a ese hombre?._dijo Asael para romper el hielo.
- un demonio claro esta!!._contesto mugen, mirando de reojo a Beleth.
- no esto fue obra de otra criatura._ contesto Saito.
- fue un mensaje. Dijo beleth. _al cuerpo no le faltaba nada, la cabeza estaba en el suelo y su sangre aun estaba tibia.
- un mensaje?, acaso hay algo más que mestizos y demonios?._dijo Baltazar con voz de confundido.
De pronto la tierra comenzó a temblar fuertemente, acompañado de un gran estruendo, el suelo comenzó a separase y de sus entrañas aparecieron dos  demonios de cuatro  metros blandiendo grandes hachas, y detrás de ellos vestido con una chaqueta vaquera venia Ahharu (demonio vampiro).
- interesante._comento Ahharu.
- A que viene esta presentación._dijo Saito._empuñando su katana al mismo tiempo que los demás cazadores se ponían en guardia
- Beleth debes venir con nosotros, o tus guardianes morirán._dijo sin mirar a saito.
- lo siento, ya hice un trato con los humanos._dijo beleth._sin esperar respuestas de Ahharu se lanzo encima del demonio atravesándolo con la espada, la sangre oscura y espesa comenzó a brotar tiñiendo el suelo a sus pies.
- no entiendo por que los débiles, creen que pueden ganar._dijo mofándose , al mismo tiempo que golpeaba fuertemente el rostro de beleth._gemelos maten a los cazadores!!.
cayo al suelo con el labio partido, Ahharu deslizo la espada fuera de su cuerpo y la lanzo contra un árbol, Beleth se levanto y asesto un fuerte golpe en el estomago del demonio, Saito había corrido hacia un costado del demonio cortándole un brazo, mientras que Soro había atacado con cuchillas el rostro del demonio con hacha, Sael había cercenado los dedos del otro demonio, al mismo tiempo que claude le cortaba una pierna.
Ahharu se levanto lentamente con la boca llena de sangre y su brazo chorreando sangre, ante la incredulidad de todos comenzó a reír.
-realmente patéticos!.
Ahharu corrió hacia saito y con su mano atravesó el pecho del cazador, los demonios gemelos también se habían levantado y asestaron un gran golpe a los cazadores, que cayeron como moscas al suelo, Beleth tomo la katana  de Saito y justo cuando iba cercenarle la cabeza, uno de los demonios gemelos la atrapado en el acto y la tiro fuertemente al suelo, de pronto el muñon se convirtió en brazo y tomo a beleth entre sus brazos.
-sabes por que me llaman el demonio sangriento?.
Su lengua rozo el cuello de beleth, mientras sus manos presionaban su cuerpo, abrió su boca dejando a la vista de dos pares de colmillos, que enterró en su  cuello, con rapidez, beleth  trato de zafarse pero el demonio ejercía un gran fuerza sobre ella, el dolor comenzaba apoderarse de su cuerpo, sintiendo una gran vacío en su interior, sentía que la muerte se aproximaba y por primera vez se sintió en paz, incluso mas ligera, estaba apunto de desmayarse cuando Saito apareció  frente  enterrándole un cuchillo que le atravesó el cuello de lado a lado.
Claude corrió rápidamente para atraparla la tomo entre sus brazos y se dirigió hacia cabaña, mientras que Ahharu luchaba por liberarse del cuchillo.
- hey cazador!!, acaso no sabes que ella es un demonio?, ¿Por qué arriesgas tu vida, por tu enemigo?.._dijo molesto Ahharu.
- se me encomendó una misión y yo siempre termino mis misiones.
- incluso si todos tus amigos mueren?._comento irónico.
- incluso si yo muero.
Saito recogió su fiel katana del suelo y corriendo en zigzag logro cortar el costado del demonio,
- vendrán mas!!!.-grito en agonía
Saito nuevamente corrió en zigzag logrando esta vez enterrarle la katana directamente en el corazón, al mismo tiempo que sael con la cimitarra cerceno la cabeza del demonio, el cuerpo del demonio comenzó a deshacerse en grandes cantidades de vapor, mientras que los demos gemelos caían abatidos.
Saito sin esperar a sus compañeros se dirijio hacia donde claude mantenía a Beleth, que a cada segundo estaba mas pálida.
-          ha perdido mucha sangre y no se ha regenerado._dijo claude.
-          Aunque sea demonio, si es herido por otro de su especie no sirve la regeneración._comento baltazar
-          Ah!! Y ahora que hacemos?, si se muere no servirá de nada haber llegado hasta acá!!!._comento irritado sael mientras se rascaba la cabeza.

Saito camino hacia las ruinas de la casa, y comenzó a buscar entre los escombros maderas y retazos de tela, con ayuda de Soro armaron  una improvisada camilla, donde recostaron una cadavérica demonio.

2 comentarios:

Mauro DC dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Mauro DC dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.