martes, julio 02, 2013

Sobre la noche 2




El edificio  era una antigua casa feudal japonesa, de largos pasillos oscuros y hermosos pisos de madera y tatami, vestía pantalones negros y una camisa blanca holgada, baltazar la esperaba afuera de la habitación y la condujo por el largo pasillo donde horas antes saito había desparecido, Baltasar deslizo una puerta y le indico que atravesara el marco, sorprendida se encontró frente a frente  con un “engawa” (pequeña terraza) que daba a un hermoso  jardín, frente a este apoyada en la barandilla se hallaba  otro muchacho de aspecto libertino que la esperaba, sonriente, cruzo el jardín lentamente y se topo con otra puerta que fue abierta desde adentro, sentados y en silencio estaban los principales cazadores, diez en total pudo contabilizar, saito estaba sentado enfrente junto a dos hombres un poco mas mayores que el, con un simple gesto le indico que se sentara
- esta es la sede asiática de los cazadores.-dijo saito fríamente._a mi derecha esta Claude representante de la sede en estados unidos y a mi izquierda Soro representante de los cazadores en Latinoamérica.
Beleth miro a claude un hombre de cabellos rubios y tez blanca como los europeos y luego a soro, de tez morena como los brasileños.
- saito, estas seguro de revelar tanta información de nosotros?._dijo Calude.
- es posible que ella lo haya planeado todo._comento Soro..
- yo...._dijo irritada._...yo no pedí ser salvada, estaba dispuesta a morir....fueron ustedes que...._tratando de contener la rabia._yo estaba dispuesta a morir.
- dime, por que te perseguían..._dijo saito con frialdad.
- es por mi sangre._contesto seriamente
- había escuchado un rumor parecido, pero no creí que fuera verdad._dijo Soro.
- un demonio de sangre pura!, esto es mejor que tener un arma!!.-dijo ansioso claude.
- y sobre todo una hembra, ya sabemos que son los especímenes que mas escasean._dijo un hombre sentado en la esquina de forma suspicaz.
- lo importante sasha._ mirándolo con  desprecio._, es que nos permitirán avanzar en el estudios de los demonios._dijo Claude.
- no hablen de mi como si fuera un objeto._grito Beleth.
Sorprendidos e irritado los cazadores  callaron incómodamente
-deben llevarla al santuario!!. _Comento sasha
- malditos humanos!!!.-grito beleth- mientras se levantaba y empuñaba en alto su espada templaria, la espada corto algunos cabellos de claude, quien ni se habia movido ante el ataque.
- Claude!!! te encuentras bien._grito Soro, mientras Baltasar y sael se ponía detrás de beleth
Claude sostenía con fuerza el extremo filoso de la espada, mientras que sael ponía su cimitarra en el cuello de Beleth.
- tranquilos!!, no alcanzo hacerme daño.
- vaya, vaya, ._comento un hombre que hasta el momento estaba en las sombras – mi nombre es menfis, soy uno de los miembros mas antiguo de la organización, señorita disculpe nuestra torpeza, como podrá ver somos cazadores, es posible que podamos llegar algún acuerdo?, vera, necesitamos saber donde se halla la puerta  donde los demonios entran en nuestro mundo, a cambio le ofrecemos protección.

Beleth les miraba de reojo, aquel hombre había permanecido oculto observando la escena  y a penas comenzó a hablar, Sael retiro su cimitarra de su cuello y todos a su alrededor quedaron en silencio, "quien diablos era?".
El hombre con cara de zorro, se acerco calmadamente y le ofreció la mano, ella retiro la espada, mirándolo con desconfianza y por unos segundo realmente eternos, le dio la mano a menfis.

- sin embargo, deberá trasladarse a nuestra cede en Londres por lo que le asignaremos una escolta, Saito será el líder del escuadrón, sael, baltazar, claude y Soro la conducirán al "santuario", y  la protegerán de los mestizos: dijo menfis mientras se acicalaba la barba.

saito la miro con frialdad y se retiro de la habitación, dando por terminada la reunión, los demás miembros se retiraron uno por uno, Baltasar la llevo de nuevo a la habitación donde había estado, al entrar saito estaba de pie esperándola, sin esperar palabra de ella, la miro nuevamente con frialdad y le dijo.

- deberás aceptar todas mis ordenes, no actuaras a menos que yo te lo indique, no arriesgaras la vida de mis hombres, inútilmente.

Ella lo miro con odio, pero permaneció en silencio, saito lo tomo como una respuesta y salio de la habitación, Beleth suspiro y se sentó, miro nuevamente a su alrededor y comenzó a reír.

**********************************************************************
La noche en que los mestizos atacaron, sus cuerpos fueron despareciendo bajo al espesa nieve, pero al amanecer del día siguiente no había rastros de ellos.

-lo siento mi señor, su esencia solo llega hasta aquí.-comento un muchacho con traje de arlequín.

- se acerca la noche beltane, no podrá ocultar su aroma .-dijo un hombre con un mascara sin rasgos.

***************************************************************************************************************


habían pasado días?, semanas, horas, cualquier tiempo en la tierra se vuelve relativo, la vida es tan fugaz, pero al menos había encontrado un hogar, al menos podía vivir por un tiempo tranquila, sin que se diera cuenta baltazar entro en su habitación con un paquete entre sus brazos.
- saito ha ordenado que te vistas como hombre, llamaras menos la atención._comento.
-el debe odiarme._susurro
- claro que no, es que es muy serio._dijo baltazar al retirarse.
-soy un demonio, deberían matarme._volvio a repetir.
- pues si, pero parece que tienes mas ganas de vivir._dijo Baltasar , mientras cerraba la puerta tras de si.

la noche era fría, y penetraba las entrañas, sin embargo  a los cazadores parecían no afectarles en nada, partieron en un coche negro hacia el aeropuerto, el santuario estaba ubicado en Inglaterra en plena ciudad de Londres, el avión que abordaron había sido especialmente preparado por la organización, por lo que el embarque fue rápido y eficiente, el avión se elevo de la pista sin muchos sobresaltos, el paisaje nocturno llamaba a la calma, las nubes estaban ocultas por lo que la ciudad se veia en todo su esplendor, sin embargo a las tres horas de viaje la turbulencia comenzó a azotar el pequeño avión hacia un lado a otro, de pronto las luces en su interior se apagaron, saito con la seriedad que le caracterizaba se acerco a la cabina de pilotos, para controlar la situación, pero apenas hubo abierto la cabina desde el interior varias garras atravesaron su pecho.

- saito!!!.-grito Claude.

Saito retrocedió un par de pasos y corto los brazos de los demonios, como fieras salvajes los demonios invadieron el avión  tratando de ensartar sus garras en los cuerpos de los cazadores, la lucha se volvió complicada en el pequeño espacio  atestado de criaturas y cazadores con poco lugar para la acción, la katana de saito no podía utilizarla ya que topaba con el techo, ni siquiera la Glaibes de Baltasar , el único que podía hacer algo era val ya que sus armas de ataque eran pequeños cuchillos que lanzaba en grandes cantidades cada vez que movía los brazos

- esto es vergonzoso!!!.-grito sael con el rostro enrojecido mientras  luchaba a golpes con un mestizo.
- al menos estamos en ventaja.-dijo claude
- que mierd...de ventaja.-grito nuevamente sael.
- no llores…_rio Soro.

De pronto un gran demonio alado arranca de cuajo la puerta de escape del avión provocando que se desestabilizara, el pequeño avion comenzó a convulsionar e  inclinarse rápidamente, todos los cazadores saltaron y en al aire tuvieron que matar a algunos demonios rezagados.
- y ahora que hacemos?, no tengo alas._grito baltazar

Beleth que hasta entonces había permanecido callada cruzo sus manos formando un triangulo, mientras murmuraba palabras inteligibles, sus ojos  café cambiaron de color a un negro infinito, un gran agujero negro se extendió bajos sus pies tragándolos a todos en su gran oscuridad.

No hay comentarios.: