jueves, octubre 25, 2012

Verborrea


He aquí mi voz, pájaro quejoso

Entropía del sexo perdido

He aquí mi cuerpo trémulo, disipado


Que cese el paro de la incertidumbre

yo quiero gritar

Palabras paridas al viento

 Y vomitar rebeldías de un dia cualquiera

Yo quiero penetrar la angustia inherente

y abrir con canto sus heridas.

Yo quiero  mi venganza

Mi mustia muerte.

Yo quiero el grito

 De un orgasmo

Insurrecto.

No hay comentarios.: