domingo, mayo 02, 2010

los diferentes


El era diferente, yo lo sabía...
pero actuaba tan normal que a veces me confundía, se vestía igual que un joven de su edad, trabajaba y salía con sus amigos como cualquiera, incluso conversaba los mismo temas que el resto, pero cuando él creía que nadie le miraba, aparecía el "diferente", al principio creí que era el inquieto tamboleo de sus dedos sobre la mesa, como si quisiera estar en otra parte, pero fueron sus lentes los que comprobaron lo que yo sospechaba, cada vez que me saludaba nuestros lentes se entrechocaban emitiendo un particular sonido, el sonido de los diferentes, un diferente como yo.

3 comentarios:

Estados de ánimo dijo...

Gracias por tu post en mi blog =)
y a veces creo que he sentido eso que trata de explicar el escrito..es genial.. aunque malo cuando en realidad se idealiza con la esperanza de encontrar mas diferentes. Saludos.

Ronald Adolfo Orellana. dijo...

BELETH:
Hola amiga.

En lo personal esta entrada me gusta mucho, al leer este post me da envidia: porque no se me ocurrió escribirlo a mi…!!!

Un millón de abrazos.

Ronald Adolfo Orellana. dijo...

BELETH:
Hola amiga.

En lo personal esta entrada me gusta mucho, al leer este post me da envidia: porque no se me ocurrió escribirlo a mi…!!!

Un millón de abrazos.