martes, enero 15, 2008

un sueño



tuve un sueño muy genial... aquí les va

Era un época postapocaliptica, la grandes ciudades yacían abandonadas y la mayoría de los edificios apenas se sostenían de pie, nadie recordaba el motivo, el olvido se volvió la mejor arma para enfrente aquel presente desolador, los humanos que jamas habían sufrido cambios comenzaron a modificar sus cuerpos debido a al cambio sufrido por el planeta, los Humanos "normales" vivían en grandes ciudades flotantes, alejados del suelo por seguridad, pero solo los que poseían dinero suficiente podían viajar de una ciudad a otra a travez de aviones, pero los que no debían viajar de ciudad en ciudad atravez de un tren, que atravesaba las ciudades terrestres, lo peligroso del viaje era la latente amenaza de ser atacados, por los Urbis, mercenarios y ladrones que vivían del trato de esclavos, eran seres humanos pero de con características y aspecto animal, sus orígenes nadie lo sabe, pero una leyenda urbana dice, que fueron creados en laboratorios, antes de que "la sombra purpura" acabara con la civilización entera; por otro lado estaban los Vampirs, seres parecidos a las antiguas leyendas de criaturas sobrenaturales que bebían sangre, aquellas criaturas alguna vez fueron humanos pero debido a la gran hambruna que afecto por siglos al planeta tuvieron que adaptarse a la comida que se podía conseguir con facilidad, la sangre. ambas razas desarrollaron fuerzas y velocidades mas alla de la comprensión humana, pero en solamente en lo físico ya que toda la tecnología habia sido prohibida, solo los humanos de las grandes ciudades voladoras tenían acceso.

Beleth habia recibido una muy buena oferta de trabajo en la ciudad de "Minos", allí el puesto de supervisora de minas, era el cargo que le serviría para elevar su estatus, ya que en su ciudad natal era una simple ayudante de clase trabajadora, asi que no lo penso dos veces y se embarco en el tranvía que la llevaría a su destino, el viaje era peligroso, los soldados se apostaron en cada uno de los seis vagones, incluso la mayoría de los pasajeros hiban armados, el trayecto fue tranquilo hasta que las grandes sombras que proyectaban los edificios se hizo presente inmediatamente todos se pusieron en alerta, Beleth rezaba para que nada ocurriera, sin embargo una gran explosion detuvo el tranvía, todos se apretujaron contra la ventanilla, el tren habia sido separado, los tres vagones seguían a máxima velocidad, mientras que los otros tres restantes, se habían detenido, una segunda explosion hizo brecha en el ultimo vagón partiéndolo en dos, fue entonces que los vagones restantes se desacoplaron he iniciaron el regreso a máxima velocidad, dejando a su suerte el vagón donde Beleth yacia, los pasajeros ilesos y algunos soldados se pusieron en defensiva enfundando sus armas:
- debemos regresar a la ciudad a pie, vagon esta inutilizado._dijo uno de los soldados.
todos sin reclamar comenzaron a bajar del vagón uno por uno, con sus armas en alto, en la ciudad el silencio reinaba y mientras el grupo caminaba hacia el norte, Beleth no dejaba de sentirse extraña como si algo importante fuer a cambiar su realida. pero no habia tiempo de pensar los Urbis aparecieron en cuadrillas atacando desde el norte, los humanos empezaron a correr en distintas direcciones, desapareciendo entre el laberinto de calles, fue asi que Beleth se vio de pronto corriendo junto a dos personas, una mujer de aspecto rudo y un muchacho casi de su edad, sin hablarse corrieron hasta llegar a un antiguo callejón donde un grupo de Urbis les esperaba:
- no hay donde correr, es mejor que se entregen!!._dijo uno que parecia un mono.
la mujer y el muchacho caminaron hacia ellos, beleth estaba paralizada del miedo y cuando por fin pudo dar un paso una sombra se poso sobre ella aprisionandola, el urbi con cara de mono disparo en el aire furioso:
- la muchacha es mi presa!! Vampir.
- no....ella no..."Aven", ella es mia._dijo una voz siseante.
entonces beleth vio como era elevaba hacia los cielos, mientras la voz siseante le decía:
- no te preocupes, matarte no es mi propósito en tu sangre esta la clave...eres la salvadora.

Fin del sueño

2 comentarios:

Eatme.... dijo...

este sueño ya me lo habias contado =P

emanoda dijo...

amor, el ambiente de la historia
es algo parecida a una historia q aun no termino.


me parecio una historia la cual me dejo medio atrapado, asi q pongase las pilas y escriba la continuacion jijijijiji


cuidate y te kiero