Ir al contenido principal

monologo 1


..¿Que es esto?
(Suspira, sentado en un rincón de su celda)

...¿Que es esta terrible injuria que pesa sobre mi alma?.
(Se levanta del suelo)

Veo sus sombras...pero sus rostros no distingo...

OH! cruel quimera, aparta de mi sus murmullos...

Crueles arpías....

Malvados...profanos!!!

¿Quien ha lanzado la primera piedra?
(Se apoya en una de las paredes de su celda)

¿Murmullos?, solo os atreveís a murmurar?

(Riendo)¿Que daño puedo hacerles, si atado cual prometeo me tienen?

(Silencio)
...por fin!! Habla la voz que ha de convertir mi

Cuerpo en polvo....habla!!!...pero no le escucho.

OH!!! Infame humedad, tus gotas retumban en el

Infinito, son golpes que marcan tiempo muerto.

Es en este momento, que mi voluntad flaquea....

No niego el miedo que siento, no niego que con gusto entregaría mi cuerpo, para terminar mi suplicio...pero maldito sea mi corazón que aguarda impaciente una esperanza!!!.
(Volviendo se a agachar)
Rezare, pues...ya mis fuerzas me abandonan, ya no importa nada...

"De laureles mi dios...
Cubrid a mis enemigos...
Y al más infame de ellos tomadle en gracia....
Con astucia me han difamado, a las sombras me han arrojado...
Cubrid Dios sus cabezas, de laureles...
A ellos que mi espada han tomado
Y mi cuerpo han marcado..."

Me despido de los labios
De los ecos,
De la melodía taciturna de mi vida

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Estas alli

Estas alli palpitando entre manos y alma en un silencio bestial que revuelve el origen de toda esta ira ….. que teme olvidarte… ….que teme recordarte….  Y en su barullo un dolor liquido se escurre entre las fronteras del  sueño y el cielo y  es que en tu signo de niño persiste aun  la dulzura de tu mirada aunque todos los días esa imagen amenaza con ser  inconclusa y supura gota a gota  la memoria sabremos aguantar
hasta la última palabra incendiada.

Hereje

Se alarde de no se que cosa sobre la lengua como vil tirana sobre como carcome en secreto un grito revoltoso
se dijeron verbos con olor a venganza y con silencio empalagoso marca el fin de la boca primigenia....esa misma.... esa misma que alarde de ser atea primigenia....y trémula en rincones olvidados pretendiendo ser hereje entre tanto santo politizado

Cebo

Traigo en mis venas Vino ardiente, ardiente vino,
Que consume lo omnipresente, lo eterno
De la sicalíptica que quiso ser Diosa
Por creerse loca, entre sorbo y sorbo
De carne herida, Surgió
Agitada… ofuscada
Ansiaba la sed
                         Sed                                Sed                                      sed substancia
que cae eternamente
                                    tal-
                                    vez- 
                                    sea-
                                      lo- 
                                    mismo
volar sobre el azar
entre el silencio y lo eterno
y la sed y la sed y la sed
Icaria quiere ser entelequia Ser dolor terco, Que nace y se extingue en el segundo éxtasis.