martes, marzo 22, 2016

Entelequia 2


Decir que "No es suficiente"

Es suficiente
y que Transitar en los fondos 
Ya no es cosa de osadía
Se ha señalado que 
No hay deslices
Y que los años ya no son
Origen y término.
Decir que el día se transmute
Y al fin desnuda
La noche muerde
Con ese aire rastrero
se enrolla y asfixia
Evocando la taxidermia de ouroboros.

martes, enero 26, 2016

Historia de un asalto




Pertenecía al sacrificado grupo de estudiantes, que para solventar los estudios a base de créditos debía trabajar para financiar mi educación, así que mientras trabajaba de lunes a viernes en la biblioteca del Dc, el fin de semana me las apañaba como vendedora en el "Sadimac", mientras escribo esto, recuerdo aquella época en que mis energías iban a la par con mi inocente juventud, donde para no sacrificar la poca vida social que me quedaba, asistía heroicamente a los carretes, de los que siempre llegaba con el estomago revuelto y donde mi cerebro procesaba la mitad de las cosas, en esa época tampoco tenia la ventaja de tener amigos, salvo por él "Ema", (si Ema aun te recuerdo) era el mejor amigo que una mujer podía tener, heterosexual, simpático, del tipo que apañaba en todas y al que se le permitía dormir en mi pieza.
si!! debo confesar que lo tenia en la "friendzone", pero es que no tenia ninguna otra intensión con él, de verdad, no es que fuera mala....pero....en fin, era una domingo en la noche, los clientes ya se habían marchado y habíamos terminado de arreglar nuestro sector, había sido un día agotador y es que estar de pie 10 horas cansa a a cualquiera,, aunque podíamos tomarnos 5 minutos de descanso en la mañana y cinco en la tarde, no alcanzaba para descansar las piernas, sobre todo por que no faltaba el cliente malvado que te pedía sacar la caja que estaba en altura o que justo pedía el producto que estaba agotado y tenias que partir a la bodega a buscarla, así que el fin de la jornada era un alivio casi divino!!! sobre todo para mi, por que no volvería hasta el próximo fin de semana, fue entonces que a causa de esta inocente felicidad y con el apuro de irme luego de esta mierd.... salimos con él "Ema" hacia el paradero y estábamos a punto de subirnos a una "micro" cuando noto que había dejado mi pase escolar en el casillero de la empresa, estuve un buen tiempo entre pedirle el "permiso" al chófer del bus o regresarme a buscar mi "pase", después pensé en el "cacho" de tener que ir lo a buscar al otro día. ante mi insistencia regresamos entonces, pues a esa hora aun se podía acceder  por el patio gracias a los guardias de turno, aunque la puerta estaba cerrada pero aun había luz así que toque, al principio no me respondían, así que volví a tocar nuevamente, entonces la puerta se abrió de golpe y hombre vestido con chaqueta negra nos empujo hacia el interior."estamos en un procedimiento", y pun! nos tiraron al suelo y mientras ataban nuestras manos en la espalda, repetían una y otra vez que estaban en que no les miráramos las rostros, que esto solo era un procedimiento, yo aun no "cachaba" nada y juraba de guata que eran "ratis" de verdad, ya que cerca de nosotros tenían en la misma posición a unos chicos que vestían muy "flaites", en serio...no podía creer que nos trataran de la misma forma, y le recitaba toda mi indignación al "Ema". "voy a denunciar a estos weones!! no me pueden tratar así!!", pero el pobre solo me pedia casi suplicante quee me callara, entonces se oyó un golpe fuerte y del segundo piso bajaron tres ladrones con la recompensa en sus manos, y entre pisadas y otros ruidos, cerraron la puerta de un golpe sin aviso. permanecimos un buen rato en el suelo, a esas alturas ya me había puesto a llorar del susto y la culpa, él pobre Ema, había tenido que sufrirla toda solo por acompañarme, no era suficiente con tenerlo en la friendzone, mas encima le hacia pasar peligros!!, experimente por primera vez el silencio apabullante que llega después de una tormenta y a medida que el tiempo pasaba la desesperación me hacia mella en mi, pero uno de los chicos se levanto del suelo anunciando que ya se habían ido, así que corrimos hacia el interior por temor a que regresaran, mientras que los tío del aseo ni se habían dado cuenta, después de un rato llegaron los carabineros, prestamos declaración y regresamos a casa tiritones. por un tiempo me costo harto volver a pisar aquel lugar, y en la actualidad hace años que perdí al Ema y por la forma como de despidieron no volví a entrar a un Sadimac.