miércoles, noviembre 29, 2006

monologo 1


..¿Que es esto?
(Suspira, sentado en un rincón de su celda)

...¿Que es esta terrible injuria que pesa sobre mi alma?.
(Se levanta del suelo)

Veo sus sombras...pero sus rostros no distingo...

OH! cruel quimera, aparta de mi sus murmullos...

Crueles arpías....

Malvados...profanos!!!

¿Quien ha lanzado la primera piedra?
(Se apoya en una de las paredes de su celda)

¿Murmullos?, solo os atreveís a murmurar?

(Riendo)¿Que daño puedo hacerles, si atado cual prometeo me tienen?

(Silencio)
...por fin!! Habla la voz que ha de convertir mi

Cuerpo en polvo....habla!!!...pero no le escucho.

OH!!! Infame humedad, tus gotas retumban en el

Infinito, son golpes que marcan tiempo muerto.

Es en este momento, que mi voluntad flaquea....

No niego el miedo que siento, no niego que con gusto entregaría mi cuerpo, para terminar mi suplicio...pero maldito sea mi corazón que aguarda impaciente una esperanza!!!.
(Volviendo se a agachar)
Rezare, pues...ya mis fuerzas me abandonan, ya no importa nada...

"De laureles mi dios...
Cubrid a mis enemigos...
Y al más infame de ellos tomadle en gracia....
Con astucia me han difamado, a las sombras me han arrojado...
Cubrid Dios sus cabezas, de laureles...
A ellos que mi espada han tomado
Y mi cuerpo han marcado..."

Me despido de los labios
De los ecos,
De la melodía taciturna de mi vida

hoy


Hoy la he visto andar En los eternos caminos del sueño, Cual solitaria sombra en el paradero. Con la mirada deslizándose en el pavimento, Su figura taciturna, Siempre me atrajo… Como los fantasmas de Santiago, Al despertar la ciudad En busca, tal vez…del alma Que olvidé un día.


viernes, noviembre 17, 2006

Melancolia




Las espinas han hecho estragos en mi sombra,
La menguante risa yace muerta en mis manos,
Y mi solitaria esencia ha perdido el camino,
Mi lamento se va desgastando con el aire,
Y mi voz se apaga con un susurro,
La luz vuelve a desvanecerse otra vez…

¡He de inventar!…
Luz….
...aquella que se pierde en la oscuridad,
Donde las palabras no tienen formas
Y son las Quimeras las que alcanzan a llegar.

Batalla



Y los algodones de negro se pintaron Y en la oscuridad sempiterna el grito se escapó. La exclamación muda, quiso alcanzar “la gracia de Dios” Pero el silencio solo trajo más confusión. Y he allí que la sangre a la tierra enterró, A la Pacha mama. En polvo las almas retornaron, Consumada, la batalla Un pájaro proclamó.

El llamado de Thanatos




Mon Meurtrier


Soñe con un camino...Sin principio ni fin, largo y angosto rodeado de arboles por ambos lados, el sol apenas calentaba y las hojas rojizas caina al suelo...lentamente, como si el tiempo estuvieran apagandose...

Yo estaba a un lado de este camino, llevaba puesto un vestido blanco con los pies descalzos...

De pronto una carrosa negra en lento andar aparecio a mi derecha, detras mucha gente en duelo caminaban cabisbajos.

Entonces èl aparecio, entremedio de la multitud, vestido de negro, pero su rostro estaba oculto por un sombrero, ambos nos quedamos en silencio viendo desaparecer la prosesion.

nos mirabamos, pero yo no le tenia miedo, era thanatos...él me estaba esperando.

Entonces le vi claro como si recien hubiera ocurrido, vi el mismo camino, los mismo arboles la misma carrosa funebre, excepto el cadaver de una muchacha al lado del camino...¿era yo? o ¿Era una de sus victimas?.